Una lista de suscriptores saludable es clave para el éxito del email marketing. Esto no solo implica adquirir nuevos suscriptores, sino también recomprometer a los que se han vuelto inactivos.

Según explica Steven Lunniss de Cordial (Lunniss, 2023), el proceso de “sunsetting” o baja gradual de suscriptores inactivos puede optimizar una lista de email marketing.

Esto implica definir criterios de inactividad, segmentar estos suscriptores inactivos e implementar campañas dedicadas a re-activarlos, antes de eliminarlos permanentemente. Las campañas de sunsetting deben usar contenido atractivo y ofertas especiales para motivar la re-activación. Además es importante monitorear el compromiso y ajustar la estrategia según los resultados.

Aplicar sunsetting periódicamente mejora métricas de entregabilidad al enfocarse en suscriptores genuinamente interesados. Permite crear contenidos más relevantes. Y fortalece la relación con proveedores de email como Gmail o Outlook.

La plataforma de Icomm permite realizar este tipo de campaña gracias a sus capacidades y funcionalidades. Para realizar un proceso efectivo de sunsetting debes tener en cuenta: 

Definir criterios de inactividad:

Determina qué califica como “inactividad” para tu marca o negocio específico. Podría ser un cierto período de tiempo (por ejemplo, seis meses) desde la última interacción del suscriptor o una acción específica, como no abrir o hacer clic en ningún correo electrónico dentro de un marco de tiempo definido.

Segmentar suscriptores inactivos:

Identificar por separado a los suscriptores inactivos de tus listas. Esto te permite apuntarles específicamente con una campaña o estrategia de baja gradual. 

Aplica la estrategia de sunsetting:

Crea una campaña de correo electrónico dedicada para volver a involucrar a los suscriptores inactivos antes de eliminarlos de tu lista. Elaborar asuntos y contenidos convincentes que apunten a reavivar su interés y fomentar la acción. Ofrecer incentivos personalizados o contenido exclusivo para tentar su compromiso puede ser una buena opción.

Monitorear compromiso:

Rastrear los resultados de tu campaña de baja gradual para evaluar su efectividad. Medir las tasas de apertura, las tasas de clics y las tasas de conversión para evaluar el éxito de recompromiso. Usar estos datos para refinar tus estrategias futuras.

Higiene de datos:

Limpiar y actualizar regularmente tu lista de correo electrónico para eliminar suscriptores inactivos. Esta práctica ayuda a mantener una mayor tasa de entregabilidad, mejorar las métricas de compromiso y garantizar que estés apuntando a una audiencia interesada. 

Aplicar sunsetting periódicamente tiene múltiples beneficios como mejorar las métricas de entregabilidad al enfocarse en suscriptores interesados. Además permite crear contenidos más relevantes y segmentados, fortalecer la relación con proveedores de email como Gmail o Outlook.

En conclusión, es una técnica efectiva para optimizar una lista de suscriptores, mejorando resultados, experiencia de usuario y reputación. 

Explora los siguientes contenidos relacionados para aplicar esta y otras estrategias de email marketing en nuestro centro de ayuda.

Fuente:

Lunniss, Steven. (2023). The goal of sunsetting. Cordial.